Nuestra Visión

En armonía con las grandes profecías y enseñanzas de las Escrituras, vemos en el inminente regreso de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, el clímax del plan de restauración de Dios para toda su creación, dirigiendo nuestra visión a lograr, de manera individual como sus hijos, y de manera colectiva como el Cuerpo de Cristo, una total armonía con su voluntad perfecta.

 
         
     
 
         
     

Nuestra Misión

La misión de La Biblia Eterna es la de proclamar el evangelio de la salvación por medio de Jesucristo y la obediencia a su voluntad expresada en su Palabra, la Biblia, como fuente de toda verdad.

 
         
     
 
         
     

Nuestro Método

Aprovechando el increíble adelanto en la tecnología -tal y como lo profetizara la Biblia en Daniel 12:4- el internet ofrece un medio nunca antes imaginado de llevar a Jesús y su mensaje de salvación a los rincones más remotos de la tierra de manera instantánea, a personas que tal vez no tienen acceso a una Biblia, o a un medio para estudiarla, o que por razones personales prefieren hacerlo desde la privacidad de su hogar.

El internet ofrece una avenida extraordinaria para quienes no quieren sentirse comprometidos al acercarse a una iglesia, o ni saben a qué iglesia acercarse. Pero Dios sí quiere acercarse a ellos, y ellos escuchan el llamado. La Biblia Eterna es un instrumento ordenado y empleado por el Espíritu Santo para alcanzar a almas para el reino de los cielos.

En apenas un muy corto tiempo en línea, La Biblia Eterna ya ha sido visitada por personas que hablan Español desde países tan remotos como Rusia, Taiwan, España, Austria, Alemania, y por supuesto Estados Unidos y todo latinoamérica. Ya hemos tenido la oportunidad y el privilegio de atender a las preguntas y dar estudios bíblicos a personas a miles de millas de distancia. Muchas de estas personas tal vez nunca hubieran tenido otra oportunidad de acercarse a la Biblia y a sus enseñanzas, en nuestro propio idioma.

 
         
     
 
         
 

 

 

Nuestro Método de Interpretación Bíblica

La Biblia ha sido escrita por mensajeros escogidos e inspirados por Dios durante un período de más de 1,500 años, y sus verdades están expresadas de manera clara y sencilla, que cualquiera puede entender. Nunca ha sido el propósito de Dios que las Sagradas Escrituras estuvieran reservadas para un pequeño grupo de sabios y teólogos que las interpreten. Por el contrario, sus revelaciones están escritas para que todos las comprendan, y puedan llevar un mensaje de amor, salvación y esperanza, a todos los hijos de Dios en todas partes.

Leemos, entendemos e interpretamos la Biblia tal y como está escrita: Con absoluta claridad, sin misterios, rodeos, ni dobles sentidos.

Por ejemplo, donde Dios dijo "Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó" (Génesis 1:27), él quiso definitivamente decir exactamente eso: "Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó". Por lo tanto, nuestra responsabilidad nunca podría ser otra más que enseñar que "Dios creó al hombre a su imagen". No nos interesa lo que enseñen Darwin ni la mayoría de las escuelas del mundo acerca del evolucionismo (aunque en realidad con las inconsistencias descubiertas a la teoría del carbono 14 en los últimos 20 años, los científicos reconocen que hay que tener más fe para creer en la teoría de la evolución, que en la de la creación explicada en La Biblia).

Si la Biblia dice que el hombre fue creado en un día con su mañana y su tarde, y toda la creación ocurrió en 7 días con sus mañanas y sus tardes, no vamos a comenzar a especular caprichosamente que Dios en realidad quiso decir 7,000 años o 7 millones de años. La Biblia dice "siete días" y Dios declara que somos criaturas extraordinarias creadas "a su imagen", y eso es exactamente lo que somos, no los descendientes de un mono que evolucionó durance miles o millones de años.

Dios dice lo que quiere decir, y quiere decir lo que dice. Así de sencillo.

 
         
     
 
     

 

 
     

Nuestra NO Afiliación Religiosa

Las enseñanzas que encuentras en este sitio no están basadas en lo absoluto y de ninguna manera en las creencias particulares de ninguna religión, sino en la Biblia misma.

Todas las religiones observan al menos algún principio que refleja alguna enseñanza bíblica. Algunas incluso observan varios y hasta muchos principios de la Sagrada Escritura. Por ejemplo, la Biblia enseña que el bautismo debe ser por inmersión. Así fué bautizado el mismo Jesús por Juan el Bautista. La misma palabra "bautismo" significa "sumergir, enterrar debajo del agua". Esta es una enseñanza ampliamente aceptada por muchas iglesias, entre ellas la Bautista. El hecho de que nosotros enseñemos esta clarísima verdad de la Biblia, no significa que sea nuestra intención promover o endosar dicha religión, ni que estemos afiliados con ella.

Puesto que ninguna iglesia nos ha asignado la tarea de publicar este extraordinario sitio, y puesto que no estamos aquí en representación de ningún grupo religioso en particular, no estamos comprometidos a satisfacer las creencias o puntos de vista de nadie. No debemos rendirle cuentas a nadie, sino sólo a Dios.

 
         
     
 
         
     

El Lenguaje Escogido para este Sitio

El lenguaje usado a través de este sitio es generalmente sencillo, tratando en todo lo posible de obviar términos técnicos que una persona común no podría entender. Muchos de nuestros colaboradores son teólogos, científicos y profesionales eruditos, con altas credenciales en sus respectivas áreas, y podrían escribir en un lenguaje que sólo aquellos muy familiarizados con su campo de estudio podrían interpretar. No es nuestro deseo ostentar nuestro grado de conocimiento mediante la semántica y el uso de terminología técnica innecesaria, sino más bien comunicar conocimiento de un modo ameno y fácil de entender por prácticamente cualquiera.

 
         
     
 
         
     

La Advertencia de Dios

Presentamos la Biblia y sus verdades tal y como nos fueron reveladas y están escritas, en primer lugar porque es lo honesto y correcto, y porque La Biblia es impresionantemente precisa, perfecta y armoniosa, como para necesitar o desear cambiarle una sola palabra en lo absoluto.

Pero fundamentalmente, porque amamos a Dios. Y porque lo respetamos con temor reverente y entendemos su infinita sabiduría, autoridad, majestad y poder, nunca nos atreveríamos a quitar, agregar o tergiversar una sola palabra a lo que El quiso decir y está escrito en su Palabra.

Dios nos advierte en toda la Biblia contra la osadía de alterar el contenido y significado de las Sagradas Escrituras. Los últimos dos versículos de la Biblia terminan con una muy clara advertencia:

"Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro." - Apocalipsis 22: 18, 19.

 
         
     
 
         
     

Jesús te hace la Invitación

Esperamos que disfrutes y saques gran provecho del hermoso regalo de los muchos secretos valiosísimos que nuestro Dios tiene reservados para tí en su Palabra.

Jesús te invita: "Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí." - S. Juan 5:39

 
         
         
 





 
11/21/2017
6:34 am
 

Inicio - Introducción - Quienes Somos - Nuestra Misión - Participa - Donaciones - Contáctanos