Segunda Epístola del Apóstol San Pablo
a Timoteo

1. Título.

En los manuscritos griegos más antiguos, el título de este libro sencillamente es Pros Timotheon B ("A Timoteo 11").  Una evolución posterior ha dado al título la forma que tiene ahora en la RVR.

2. Autor.

Como lo indican las primeras líneas de 2 Timoteo, esta epístola fue escrita por el apóstol Pablo, que entonces estaba encarcelado en Roma por segunda vez.  En cuanto a los problemas referentes a la paternidad literaria de la epístola, ver la Introducción de 1 Timoteo; y en cuanto al tiempo y las circunstancias en que se escribió, ver t. VI, p. 1 10.

3. Marco histórico.

Esta es la última epístola que Pablo escribió desde la prisión, cuando esperaba que moriría pronto (cap. 4:6).  Al comparar esta carta, así como las otras epístolas pastorales, con el relato de los Hechos se llega a la conclusión de que después de un período de actividad misionera posterior a su primer encarcelamiento en Roma, Pablo fue otra vez encarcelado y enviado a Roma (ver Introducción a 1 Timoteo).  Se sabe que después del gran incendio de Roma del 64 d. C., Nerón persiguió a muerte a los cristianos para disipar las acusaciones populares de que él había hecho incendiar la ciudad (ver t. VI, pp. 85-86).  Es razonable pensar que Pablo tal vez fue encarcelado unos dos años después como resultado de esta persecución.  Pedro también fue detenido en ese tiempo y quizá estuvo en Roma por lo menos durante una parte del tiempo cuando Pablo estaba encarcelado (ver HAp 428-429).  En la ilustración frente a la p. 352 hay una fotografía de la mazmorra Mamertina, en la cual se piensa que Pablo estuvo encarcelado la segunda vez.

Cuando Pablo escribió 2 Timoteo, ya había sido juzgado (cap. 4:17), pero indudablemente aún no había sido condenado a muerte, aunque pensaba que ese sería el resultado.  Estaba solo, pues únicamente lo acompañaba Lucas, "el médico amado" (Col. 4:14; 2 Tim. 4:l l).  Al escribirle a Timoteo le pidió que fuera a verlo "antes del invierno" (cap. 4:2 l), y que le trajera su capote y sus libros (cap. 4:13).  No se sabe si a Timoteo, en respuesta al urgente pedido de Pablo, le fue posible ir a Roma antes de que muriera el apóstol.

En cuanto a Timoteo poco se sabe de su vida, excepto su relación directa con Pablo.  Según Heb. 13:23, Timoteo fue puesto "en libertad", pero no se sabe cuándo ni dónde estuvo preso.  De acuerdo con la tradición, Timoteo murió martirizado en el tiempo del emperador Domiciano (81- 96 d. C.) o de Trajano (98-117 d. C.).

4. Tema.

Esta epístola ha sido llamada "el testamento del gran apóstol de los gentiles".  Pablo escribió personalmente esta carta a Timoteo, su hijo espiritual, y en términos generales a la iglesia.  Como sabía que su fin estaba cerca, sintió la necesidad de fortalecer la fe de su joven colaborador mediante su propio ejemplo.  Advirtió a Timoteo y a todos los otros creyentes cristianos contra las herejías que entrarían en la iglesia después de su muerte, para que todos se aferraran con firmeza de la Palabra inspirada y permanecieran fieles hasta su segundo advenimiento.

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
   
       
 
   
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
   
Escríbenos con tus preguntas o comentarios
 
       
     

 

 

 
             
11/21/2017
6:33 am